“Compañera, amiga, mentora, compinche de cañas…”

“La vida es también para sonreírla”.

Grace, ¿qué te gustaría contar sobre ti?

Tengo 41 años y a los 37-38 decidí como mujer reajustarme profesionalmente después de que nadie me llamara para entrevistas de trabajo.

Me di cuenta que estamos en un entorno en el que la mujer tiene un poco más de problemas para reinsertarse y a mí me faltó poner en valor mi talento.

Durante muchísimos años me dediqué a diversas áreas de RRHH y yo en mis inicios sabía en qué era buena, pero me faltaba focalizarlo. Hasta que en Enero de 2016 llego a Murcia y decido focalizarme en mis áreas potenciales, en mis talentos y paso de los RRHH a la acera de la orientación profesional.

Reajustarse laboralmente, más allá de ser hombres o mujeres y la edad, para mí fue un proceso duro, de mucha frustración, autoconocimiento, de muchas satisfacciones, de muchas lágrimas y después de 2 años y medio estoy supercontenta de lo que hice.

“Si estas en un proceso de cambio laboral hombre-mujer hay que tener mucha fe en nosotros, poner nuestro talento encima y creer en nosotros mismos”.

Y ahora, ¿Cuáles son tus objetivos?

Estoy muy enfocada a la ayuda al desarrollo profesional y si son mujeres muchísimo mejor. Me considero una viajera de la vida. Creo que, con la experiencia que tengo, los conocimientos que tengo, puedo aportar mucho a otras mujeres.

Quiero seguir en todo lo que es desarrollo y orientación profesional y reengancharme naturalmente a mi eje laboral que es el reclutamiento y selección de personas o gestión de talento.

Blog Grace Salazar Empleo 2.0

El blog nació como especie de salida al cúmulo de ideas y emociones que yo tenía.
En enero de 2016 me planteaba si habiendo tenido tanta experiencia se me estaba dificultando conseguir y llegar a una entrevista ¿cómo lo estaría pasando el resto de gente que no estaba en mi situación (de amplia experiencia previa)?

El blog me dió tantas satisfacciones y me cambió la vida laboral. Me dió experiencias muy bonitas.

¿Qué quieres contar de tus viajes?

Pensándolo ahora, mi primer viaje sola fue a los 6 años cuando me subieron a un avión. Por motivos familiares mis padres no me podían acompañar al pueblo y claro, la mejor vía era mandar a la niña de 6 años en un avión. Yo creo que desde ahí me ha quedado la vena viajera y considero que tengo 2 viajes que me han ayudado mucho a nivel personal y profesional. El viaje que hice a Bolivia me dio muchas herramientas que he podido plasmar en mi vida profesional. Y mi último viaje sola haciendo el Camino de Santiago.

Han sido 2 viajes que para mí han influido en mi crecimiento personal y en mi parte emocional, espiritual y a la vez me han ayudado a trasladar ciertas competencias que se generan también en los trabajos.

Yo me imaginé el Camino de Santiago de una manera porque es un viaje que llevo pensando desde 12 años o más y al final el camino fue mejor de lo que esperaba.

¿Qué te ha enseñado el Camino de Santiago?

  • Primero que tenemos mucho ruido en la cabeza. Un ruido generado por nosotros mismos, de autoexigencia, de llegar a…, de ser como…, de vivir más hacia lo externo que hacia lo interno.
  • Me ha enseñado que cuando tú caminas muchos días por la naturaleza y estas debajo de un árbol y solo escuchas riachuelos, los pájaros, sonidos de viento…, es lo que es la vida y lo pequeños que podemos ser bajo un entorno así.
  • Me ha enseñado a focalizarme. He entendido que la vida te puede poner señales porqué el camino tiene las flechas amarillas y azules y hay flechas que la vida te las pone muy claras y hay flechas que pueden ser muy tenues y uno tiene que ser capaz de verlas, vivirlas y experimentarlas. Muchas veces la flecha del camino te va llevando para un lado y vas distraído. Vamos distraídos en la vida y nos vamos hacia otros momentos, hacia otras circunstancias y ya hemos dejado pasar nuestra flecha. Luego, menos mal, que la vida es capaz de volvernos al camino y darnos cuenta que la flecha era la otra y seguir realmente las oficiales.

Me ha enseñado eso, a valorar la vida, a poner calma después de 2 años y medio en mi proceso de reajuste, de generar mi marca personal, de mostrar mi talento.

Estoy mes y medio en un estado bastante ZEN, muy tranquila, haciendo las cosas a mi ritmo. ¡Ya no hago 10 cosas a la vez!

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te ha gustado?

Comparte este post con tus amigos ;)