Hoy recibo como invitada a una compañera con una fuerza interior que impresiona, una serenidad que te apacigua y una conexión profunda con el universo. Vanessa Elechiguerra ha aprendido que conociéndose puede elegir su identidad. Ella es un claro ejemplo de reinvención personal. Aunando sus estudios y conocimientos en Astrología Transpersonal, Coaching, Programación Neurolingüística (PNL) y Liderazgo emocional se ha lanzado a su propósito de acompañar a personas en procesos de rupturas sentimentales por medio del Coaching Astrológico.

Como obsequio nos trae esta reflexión acerca de la perspectiva que tenemos de la sociedad que conformamos.

Espero que sus palabras te inviten a la reflexión.

Lo que necesitas conocer para cambiar la sociedad

 

En ocasiones escuchamos con frecuencia que la sociedad necesita un cambio.

También que los valores se han perdido y que otros tiempos fueron mejores que los que vivimos actualmente.

Así nos quejamos continuamente de la falta de calor humano, de solidaridad, de empatía, como que cada uno va a lo suyo, vamos.

Por lo tanto, en este mundo nos sentimos solos y con ilusiones y sueños que son difíciles de sostener.

Puede que a veces tengamos más o menos dinero, pero no sabemos cómo compartirlo, en qué invertir nuestro tiempo para sentirnos más felices.

Es entonces cuando aparecen fantasías en las que podemos compartir y ser más “nosotros mismos”.

Ya sea contactando personas por las redes, o tomando unos cuantos vinos para relacionarnos y gustarnos más.

Así pasan los días, los fines de semana que usamos como pretexto para desconectar, cuando la realidad es que vivimos desconectados.

 

Desconectados de nosotros y del mundo.

Digamos que es uno de los males de esta era… tan conectados y desconectados al mismo tiempo, ¿verdad?

La cuestión es que en ese mar de desconcierto nos ocupamos solo de ese espacio de incomodidad.

Por eso intuimos que nos falta algo, pero a la vez tenemos tantas cosas en comparación con otros, que a veces cuesta entender de qué va el juego.

Vamos llenando el vacío de lo que no entendemos con cosas materiales, con quejas, o preocupaciones por lo que tenemos y dejamos de tener.

Sentimos que el mundo atenta continuamente contra nuestros sueños, nos vemos como víctimas del tiempo que nos ha tocado vivir y exigimos que el mundo cambie.

¿Cómo no exigirlo si es nuestro derecho desarrollarnos en un entorno favorable para crear nuestros sueños?

Y claro… ¡todo es culpa de los políticos! Siempre con tanta presencia en nuestra vida diaria…

A ver, a ver, un poco de silencio que me da la sensación de que me susurran algo desde la distancia:

“Pedimos transformación en el mundo, transformación en la sociedad, pero estamos ciegos y nosotros mismos no queremos cambiar”

¡Caramba! ¿Y a qué viene esta frase de Krishamurti ahora que estábamos tan a gusto quejándonos de esta sociedad y de los políticos?

¿Cómo que ciegos? ¿Y por qué voy a cambiar yo si no soy el problema? ¡No me venga con esto señor Krishnamurti!

Se nota que no es de esta época…

Y ahora se escucha la misma voz alta y fuerte:

“Olvidamos el hecho de que usted y yo somos quienes hemos creado la sociedad, somos quienes generamos confusión u orden según como vivimos. Por tanto debemos empezar cerca, es decir, en nuestra vida cotidiana, debemos estar atentos a uno mismo, a nuestros pensamientos, sentimientos y acciones cotidianas”

Y es que resulta que la sociedad es la suma de todas las relaciones, partiendo de la relación que tenemos con nosotros mismos 😉

Quizás tenga algo de razón el señor Krishnamurti…

 

La clave es el cambio personal

  • ¿Cómo es tu relación contigo?
  • ¿Sabes quién eres?

La buena noticia es que, si no te gusta alguna de las respuestas a esas dos preguntas, tienes la capacidad de cambiar, de reinventarte y además de empezar a cambiar el mundo desde tu propia transformación.

De hecho, solo por el hecho de responderlas ya estás dando un paso importante hacia tu autoconocimiento.

Por cierto… ¿te has detenido a pensar cuántas personas se hacen estas preguntas?

Si lo has hecho habrás llegado a la conclusión de que pocas veces nos observamos con cariño, pocas veces somos nosotros y pocas veces dejamos de mirar hacia afuera.

¡Porque vaya que nos miramos para maltratarnos, decirnos lo que no nos gusta de nosotros y compararnos con los demás!

Entonces…

¿Quién es la sociedad?

La sociedad eres tú desde tu cambio, desde tu consciencia, desde la forma de mirarte y quererte.

Vas a esperar que cambien los políticos, que vuelvan tiempos pasados, y otras cosas que no pasarán o que no dependen de ti para que cambie la sociedad o ¿vas a comenzar cambiando tu relación contigo?

Cambiando tu relación contigo, mejorando y creciendo cada día, dándole una caricia a tus hijos, ayudando a tu vecino, sonriendo y agradeciendo cada mañana puedes hacerlo.

Recuerda que depende de ti, de mi y de todos los que soñamos con un mundo más solidario, más amoroso, inclusivo y feliz.

Por eso te pregunto:

¿Qué harás hoy para cambiar la sociedad?

 

¡Que tengas un feliz y amoroso día!

Vanessa Elechiguerra

 

 

Gracias Vanessa por tus palabras y preguntas.

Me alegro de verte reflejada en tu preciosa web y en tu apasionante proyecto de Coaching Astrológico que salen definitivamente a la luz.

Un fuerte abrazo.

 

Patxi Giménez.

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te ha gustado?

Comparte este post con tus amigos ;)