El coaching de equipos aparece más recientemente que el coaching ejecutivo, pero al igual que esta disciplina, muestra un notable crecimiento en los últimos años, tanto en el ámbito empresarial como en el deportivo.

Para tomar una clara visión de lo que es y en que consiste, sería interesante mirar primero los conceptos de “Coaching” y de “Equipo”.

 

¿Qué es coaching?

“Coaching es un proceso de acompañamiento en un momento de cambio”. Esta es la definición más sencilla que conozco y viene desarrollada en mi post previo ¿qué es el coaching? el cual puedes leer en referencia al concepto de coaching.

Un ejemplo de coaching podría ser el siguiente: El caso de una empresa que ha promocionado personas con amplios conocimientos técnicos para puestos de dirección en los que necesitan competencias de liderazgo en equipos. Esta empresa puede contratar procesos de coaching individual que apoyen a estas personas promocionadas a adquirir las competencias que necesitan para sus nuevos puestos.

 

¿Qué es un Equipo?

Podríamos definir un equipo como “un conjunto de personas con habilidades complementarias y con un propósito común”.

Lo primero a tener en cuenta es que para que un equipo funcione deben existir interacciones frecuentes y de calidad entre sus miembros, por lo que el tamaño del conjunto de personas será relevante. Cuanto menor sea el número, más fácil será generar una frecuencia y calidad alta de las interacciones.

El siguiente aspecto fundamental para definir un equipo es la cualidad de complementariedad. Los integrantes del grupo deben disponer de las habilidades necesarias requeridas para la consecución del propósito del equipo. De esta forma y teniendo en cuenta la importancia de la frecuencia y calidad de las interacciones entre los miembros, se tratará de disponer del conjunto más pequeño que disponga de las habilidades requeridas para cumplir el propósito. De ahí la importancia de la complementariedad en las habilidades de los integrantes del equipo. Disponer de más miembros que posean las mismas habilidades disminuirá la frecuencia y calidad de las interacciones de unos con otros, mermando la cohesión del equipo.

Y por último, los miembros del equipo deberán compartir un propósito común, que será el propósito del equipo. El propósito común deberá ser compartido autentica y libremente por los miembros del equipo. Hay muchos equipos cuyo problema es que se finge o se fuerza en demasía que se comparte el propósito del equipo. Este propósito compartido será lo que motivará al equipo y lo hará avanzar. Cuanto más se desarrolle y concrete el propósito en metas y objetivos específicos que permitan ver los progresos y mantengan el nivel de responsabilidad, más realizable será. Compartir un mismo propósito hará que los miembros del equipo se sientan solidarios en la responsabilidad del propósito, metas y objetivos. De esta manera los miembros del equipo serán responsables individualmente de sus tareas asignadas y de sus compromisos y responsables colectivos de sus éxitos y fracasos (avances).

¿Qué es el Coaching de Equipos?

¿Qué es el coaching de equipos?

El coaching de equipos será aquella relación de coaching en la que el coachee sea un equipo como entidad, como sistema. Desde esta perspectiva, el coaching de equipos se enfoca en las relaciones entre los miembros del equipo, identificar las complementariedades, enfocar el propósito común, y establecer las metas u objetivos de desempeño.

El coach de equipos servirá de espejo donde el equipo pueda verse reflejado y de esta manera pueda tomar conciencia de:

  • ¿Qué equipo son?
  • ¿Cómo se relacionan sus miembros?
  • ¿Qué quieren como equipo?
  • ¿Qué habilidades tienen?
  • ¿Qué habilidades necesitan?
  • ¿Qué aspectos mejoran sus resultados?
  • ¿Cómo gestionan los cambios?

¿Qué es el Coaching de Equipos?

 

Un ejemplo de Coaching de Equipo sería una reconfiguración del equipo directivo de una empresa en el que nuevas personas se incorporan y hay personas que salen del equipo. En el proceso podrán desarrollar confianza entre sus miembros, esclarecer cual es el propósito compartido, establecer las reglas para relacionarse, fomentar la comunicación efectiva, ver cómo gestionar los conflictos y definir las metas y objetivos para medir los resultados.

 

Los equipos de personas pueden resultar apasionantes y el coaching es una disciplina con la que pueden potenciar su formación, cohesión y resultados.

 

Espero que mi post os haya servido.

 

En cualquier caso, un abrazo y gracias por compartir.

Patxi Giménez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te ha gustado?

Comparte este post con tus amigos ;)