Toda persona llevamos dentro una parte emprendedora, la cual es valiente, curiosa y repleta de energía. Es por ello que esta parte emprendedora es la que tiene su mirada puesta en la meta y considera que

los obstáculos son aquellas cosas espantosas que ves cuando apartas los ojos de tu meta.

Las personas emprendedoras nos enfrentamos a grandes obstáculos, los cuales sirven de frontera entre la situación en la que nos encontramos ahora y el destino que queremos alcanzar. Entre los obstáculos que más he visto en mi experiencia profesional como coach y emprendedor puedo listarte los siguientes:

  • Bloqueo de identidad.
  • Exponerse en RRSS.
  • Cerrar el negocio.
  • Reorganizar vida y empresa.
  • Volver a montar un negocio desde cero. 

Las personas emprendedoras que se han visto frente a estos obstáculos se han sentidos cohibidos, fríos, inhibidos, a la deriva, con algo que les limitaba por dentro. Estas sensaciones suponen frenos a la iniciativa de pasar a la acción. Son sensaciones que quieren protegerte de alguna experiencia previa que identificas como similar, que ha supuesto un aprendizaje y ha generado una huella en ti. Identificar estas huellas es una clave importante para reemprender.

¿Para que enfrentarnos a estas heridas pasadas y superar los obstáculos que nos impiden alcanzar la meta? Responder a está pregunta va a ser la primera clave para reemprender. El propósito de tu proyecto es la fuete de motivación que te va a impulsar a alcanzar tu meta. Tu objetivo tiene que estar alineado con el propósito y los valores del proyecto para que tu motivación sea superior a tus frenos.

Entrena para reemprender

Además, puedes entrenarte para reducir esos frenos, que creaste en alguna experiencia pasada que supuso un intenso aprendizaje y generalizaste para protegerte. Este entrenamiento también es clave para que la resistencia a avanzar hacia tu meta se reduzca, desaparezca o incluso se transforme en un nuevo impulso.

Otra clave será conectar con tu confianza, en ese estado te encontrarás en la posición de ver nuevas perspectivas que te permitirán alcanzar tu meta de formas diferentes que los obstáculos impedían que percibieras. 

Con esta nueva información podrás trazar un nuevo plan, el cual te indicará los pasos a dar hacia tu destino. Ahora puedes ponerte en marcha y empezar a actuar. 

¿Cuántas veces te vas a caer antes de llegar a tu destino? Una menos de las que te levantes y vuelvas a ponerte en marcha.

Emprender es una forma de afrontar la vida y va más allá de los fracasos, es una decisión sobre como aportar valor a la sociedad. El “morir” (entrecomillado y en cursiva) que empleo en la pregunta que da titulo a este post, se refiere a ese limite al que llegas cuando emprendes un proyecto y tus recursos se agotan antes de alcanzar los resultados deseados. En ese momento, de una forma figurada, el proyecto “muere” y nuestra parte emprendedora con el.

¿Conoces el mito del ave fénix? Se trata de un ave de fuego que resurge de sus cenizas. Es un mito que trata de la idea de resurgimiento, renacimiento, renovación

¿Cómo reemprender después de “morir” en el intento?

FeniK reemprende

Para ello considero tres cosas importantes:

  1. Confía en ti. Eres capaz de conseguir lo que te propongas. Vas a necesitar todos tus recursos, habilidades y ganas para emprender con éxito.
  2. Cree en tu proyecto. Emprende en algo que sea importante para ti y de valor para los demás. Encuentra aquello que te conecta. Abre tu mente y percibe aquello que puedes aportar y que va a ser necesario para tu entorno.
  3. Apóyate en las personas que tienes a tu lado. Profesionales relevantes que están deseando colaborar contigo. 

Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar legos ve acompañado. 

Aquí tienes el calendario del mes de septiembre dónde podrás encontrarme en directo hablando sobre emprendimiento.

Calendario Patxi Giménez

Me encantará conectar contigo.

Me despido dándote las gracias por compartir el post con quién conozcas que esté intentando reemprender su proyecto o actividad.

Un saludo.

Patxi Giménez.

Ilusionado en que crezcas.

Coach Estratégico.