Cuando escucho o leo la palabra emprendedor lo primero que veo en mi cabeza es el referente personal más próximo que tengo, mi padre. Una persona que desde cero y por si misma emprende su propio negocio y llega a ser un empresario pionero, inspirador y respetado por su entorno y su sector. El ejemplo de mi padre es la principal fuente a través de la que construyo el significado propio del concepto de emprender y para mi tiene mucho de voluntad, libertad, valentía, sacrificio, fluir e impulsar.

Desde la humildad y con honestidad una de las principales motivaciones de mi padre para emprender es tener un Mercedes y un Rolex. Conociéndole un poco más, se descubre que, él entiende que estas cosas le llevan a brillar y de esta manera poder conectar con personas para realizar grandes proyectos y así poder proteger a todos sus empleados. Está ilusión le permite decidir dejar su trabajo estable superando los miedos e inseguridades al desconocimiento de lo que podía pasar.

El camino de emprendimiento que decide tomar le lleva a caerse en varias ocasiones y a tener que volver a levantarse. En este camino de baches y colinas cuenta una anécdota significativa. En una ocasión recibe una notificación de embargo, lo que le hace sentir avergonzado y le lleva a posponerla cuanto puede. Este intento de evitar esta situación embarazosa le llega a afectar al sueño y a sentirse preocupado lo que le lleva a bloquearse. Cuando finalmente decide afrontar la situación dando la cara todo se resuelve con un ¡¡¡ordenador obsoleto!!!

Un #MomentodeReflexión que me llevo del ejemplo de emprendimiento de mi padre es que:

Cuando haces lo que te gusta es más fácil continuar.

Pasión.

Suscríbete a mi blog y te enviaré mi DIAGRAMA IKIGAI para explorar el propósito de tu emprendimiento.

Durante estos casi 5 años que llevo acompañando a través del coaching muchos emprendedores han conseguido:

  • Tomar decisiones más clamadas.
  • Sentirse completa realizando su actividad.
  • Comunicarse con seguridad.
  • Encontrar “su elemento diferenciador”.
  • Trabajar en su vocación.
  • Cambiar su forma de organizarse el trabajo.
  • Comunicar de manera fluida y segura.
  • Liderar a su equipo.
  • Conseguir seguridad respecto a su empresa.
  • Conseguir la suficiente seguridad en si mismo para hacer las cosas que se proponga.
  • Ser amigo de todos sus clientes.
  • Conocer el estado de sus pedidos para dar un servicio correcto.
  • Buscar a la persona adecuada para asociarse y que desarrolle su proyecto.
  • Explorar su propósito.
  • Aclarar que es lo que quiere hacer.
  • Capacitar a los jefes de equipo.
  • Cumplir la gestión de hábitos.
  • Mantenerse plenamente consciente para dar su mejor respuesta en el momento.
  • Aprender a tomar las decisiones adecuadas.
  • Ser líder de si mismo.
  • Gestionar un emprendimiento que aporte valor a la sociedad.
  • Crecer en su actividad.
  • Comunicar mejor con su equipo.
  • Ser más él mismo.
  • Conseguir ingresos recurrentes de su proyecto.

Emprender es posible.

#emprenderesposible ¿Qué te gustaría conseguir para reemprender?

Recientemente un cliente emprendedor me habló que estaba trabajando conjuntamente por su cuenta con una técnica de entrenamiento mental subconsciente que compaginaba muy bien con su proceso de coaching estratégico que estaba realizando conmigo. La técnica se trata de PSYCH-K y la realiza Ana Martín Merayo, junto a quién ahora tengo el placer de colaborar en nuestro proceso conjunto para reemprendedores. Rápidamente vimos la potencia de combinar la metodología del coaching estratégico, para establecer objetivos y generar planes de acción retadores y comprometidos, con la técnica PSYCH-K, para desbloquear aprendizajes previos que limiten o frenen de cara al nuevo objetivo.

Con todo ello, decidimos diseñar un proceso conjunto combinando sesiones de ambos y orientado a que reemprendas tu nuevo proyecto superando bloqueos generados en situaciones anteriores, en menos de 7 semanas y con hasta 7 sesiones de en torno a 1 hora de duración.

El proceso ha sido testeado y puedes ver los testimonios de emprendedores que lo han utilizado ya.

Este es el plan:

#MomentoReel

¿Quieres reemprender?

1.    Establece tu objetivo. 🎯

Focaliza lo que quieres conseguir respecto a tu reemprendimiento, establece su propósito e identifica cuales son los valores que te van a llevar a alcanzarlo.

2.    Identifica los aprendizajes de tu emprendimiento anterior que te estén frenando. ⚓🔒⛓

Tus resultados previos en determinadas condiciones anteriores te han supuesto aprendizajes que pueden estar frenándote en la situación actual. Establece un espacio de confianza que te permita identificar aquello que te esté bloqueando en tu reemprendimiento actual. 

3.    Entrénate para desbloquearlos. 🗝🔑🗝

Entrena tu mente a nivel subconsciente para balancear aquellas creencias que te resultaron en el pasado y que ahora te están frenando en la nueva situación para lanzar tu idea de negocio.

4.    Analiza tu nueva situación. 🧭🗺🔭

Desde esta perspectiva de crecimiento analiza tu nueva situación y las diferentes posibilidades que tienes ante ti para conseguir reemprender.

5.    Comprométete con tus planes de acción. 💪🤝🚀

Conecta con tu confianza y genera compromiso para llevar acabo tus propios planes de acción para hacer realidad tu proyecto.

Éxito, fracaso, ilusión y esperanza.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso, manteniendo la ilusión y esperanza.”

¿Qué te parece la cita de WINSTON CHURCHILL en relación con los aprendizajes previos como #Momentodereflexión?

Me despido dándote las gracias por compartir el post con quién conozcas que esté intentando reemprender su proyecto o actividad.

Un saludo.

Patxi Giménez.

Ilusionado en que crezcas.

Coach Estratégico.